Desalojados en tiempos de pandemia

No respetan decreto de congreso

Tijuana. – Verónica Armenta Bojórquez, dirigente del Movimiento Antorchista en Tijuana, envió un mensaje al gobierno municipal y estatal para detener los desalojos que han existido durante esta pandemia y que ha dejado en la calle a cientos de familias de escasos recursos económicos que no cuentan con trabajo y que ahora la crisis sanitaria ha empeorado su calidad de vida.

Armenta Bojórquez, explicó que se han acercado a su organización familias que ya no han podido seguir pagando la renta de sus casas, esto a pesar de que existe un decreto autorizado por el congreso del estado, desde el pasado mes de marzo, donde se pide no cobrar las cuotas de renta durante abril y mayo.

Verónica Armenta Bojórquez, dirigente del Movimiento Antorchista en Tijuana
Verónica Armenta Bojórquez, dirigente del Movimiento Antorchista en Tijuana

“Hacemos un llamado a las autoridades, están desalojando a muchas familias, los desalojan porque no tienen dinero para pagar las cuotas, y no tienen dinero porque no tienen empleo, porque se les descansó por la pandemia y ahora ellos están desamparados, se han acercado a nuestra organización y les hemos brindado el apoyo, pero es insuficiente, lo que exigimos es un programa de vivienda popular que garantice un techo digno a todos los bajacalifornianos”, explicó Armenta Bojórquez.

El problema de la vivienda de interés social abandonada e invadida debe ser atendido, ya que sólo en Tijuana hay más de 70 mil unidades en esta situación, lo cual ha sido planteado a los candidatos para que apuesten por una solución.

Por otro lado, Lilia Ruth Sastré Ibarra, presidenta de la Asociación de Profesionales Inmobiliarios de Tijuana (APIT), señaló que el tema de la vivienda invadida y abandonada son temas paralelos cuya dificultad radica en lo problemático para su reventa.
La dirigente explicó que hay diferentes obstáculos para colocar nuevamente esa vivienda de interés social, desde la falta de créditos Infonavit para ese segmento, como por tramitologías ante la autoridad, así como por invasiones.