Esta es la forma correcta de descongelar alimentos

Cuándo descongelas los alimentos de manera incorrecta existe un mayor riesgo de exposición a bacterias

Cuando van al supermercado algunas personas compran más de un paquete de carne, pollo, o pescado u otro alimento que debe congelarse, si no se va preparar ese mismo día para que se conserve.

Y a veces pasa que lo queremos preparar pero se nos olvida sacarlo un día antes del congelador. También aplica cuando congelamos alguna comida que quedó y la queremos comer días después.

Lo más común es poner el alimento congelado bajo el grifo del agua caliente o lo dejamos en la encimera de la cocina para tenerlo en uns horas listo para cocinar, ¿pero que crees? ninguna de estas dos maneras son seguras para descogelar los alimentos.

Cuándo descongelas los alimentos de las maneras anteriores, existe un mayor riesgo de exposición a bacterias. Es de suma importacia mantener la temperatura adecuada durante la descongelación para evitar que estas bacterias puedan multiplicarse.

Estas son las maneras correctas para descongelar los alimentos:

Sumergirlos en agua fría

Este proceso de descongelación es más rápida que usando el refrigerador, pero necesitas unas condiciones. Los alimentos deben ser envueltos o envasados de forma hermética para evitar que sus tejidos absorban agua y , por tanto, pierdan calidad o se produzcan algún tipo de contaminación por la presencia de bacterias.

Debes de sumergir el alimento al agua fría bien cerrado, el agua se debe de renovar cada 30 minutos.

Puede tardar entre una y dos horas el descongelamiento depende la cantidad del alimento.

Descongelar en el refrigerador

Lo mejor para mantener la calidad de los ingredientes de los alimentos congelados es descongelarlos en la parte baja del refrigerador, ya que la temperatura está controlada siempre.

Pero este proceso es más largo, puede tardar entre 12 y 24 horas. Es uno de los métodos más lentos pero de los más seguros.

Usando el microondas

Para descongelar un alimento en el microondas debes hacerlo en porciones pequeñas parando de vez en cuando y removiendo el contenido.

Así la descongelación será más facil y uniforme, además evitará que se caliente el exterior y siga congelado el interior del alimento.

Es importante mencionar que nunca hay que congelar un alimento que ha sido descongelado, al menos que haya sido cocinado antes.