Pide ayuda para vender cargamento de aguacate

Tijuana. – Con la esperanza de obtener ingresos extras con la venta de 24 toneladas de aguacate, don Salvador Sánchez, viajó desde Michoacán hasta Tijuana convencido en cerrar trato con un comerciante local a quien le vendería el “oro verde” como se le conoce también en los supermercados y restaurantes del municipio.

Don Chava como le dicen sus amigos, nunca se imaginó que el comprador no cumpliría el trato que solo fue de palabra y ocasionara que el producto quedara varado en la ciudad ante la incertidumbre de decenas de familias michoacanas de los municipios de Apatzingán y Uruapan quienes dependen de las ganancias que se obtendrían por la venta.

Sánchez, quien ha dedicado gran parte de su vida a manejar tractocamiones entre México y Estados Unidos comentó a tijuanaenlinea.com, el trato que hizo meses atrás con un comerciante tijuanense para la venta de aguacate de Michoacán en esta frontera -yo le conteste- dijo don Salvador -yo conozco donde hay aguacate bueno en Michoacán, yo lo puedo traer en un tráiler-, por lo que emprendió el viaje hasta la entidad y reunió a varios agricultores para proponerles que le dieran 24 toneladas de aguacate verde para venderlo en Tijuana.

Ante los problemas que ha generado la pandemia del Covid-19, los productores han enfrentado severos problemas para colocar su producto en el mercado a un precio justo en el sur del país. La oportunidad de enviar sus aguacates a la frontera norte les dio esperanza.
Una vez reunido el aguacate, lo cargaron a un tráiler con refrigeración y lo transportó hasta está frontera.

“El viaje fue largo, salimos casi a la mitad de junio y nos tardamos como cinco días en llegar a Tijuana porque en los retenes federales se tardan hasta doce horas en atenderte para revisar el tráiler”.

Ya en Tijuana, lo primero que don Salvador se reunió con el comprador, pero concluida la revisión de la mercancía el empresario se negó a comprar el “oro verde”, argumentando que el producto no contaba con la calidad que él estaba buscando y abandono el lugar sin pensar el daño que le causaba a las familias productoras.

“Me comuniqué con los agricultores y me autorizaron a vender el aguacate a la mitad de precio en los cruceros, taquerías y quién se dejará vender. El aguacate verde lo estamos vendiendo a 22 el kilo y el madurito en 25 pesos”, dijo.

“No entiendo por qué el empresario tomó esa decisión repentina ya que se generaron grandes gastos para poder traer el aguacate desde el sur del país. En realidad, están muy ricos, no le entendemos al comerciante, el aguacate está muy muy bueno, llegó verde como él lo pidió para poderlo distribuir a todas partes y ya hasta cumplimos con el estándar de refrigeración”.

Don Salvador lleva dos semanas en la ciudad vendiendo aguacate en las calles de la ciudad, pero solo ha colocado cuatro de las 24toneladas de producto, el problema es que el 50% de la mercancía ya está madura y pronto se echara a perder si no se consume
A través de este medio don Salvador Sánchez, pidió a las personas que gusten apoyarlo se pueden comunicar con él al número: 6644847753