Exhorta secretaria de diversidad de PRD a reconocer matrimonios igualitarios en BC

TIJUANA.- El Partido de la Revolución Democrática (PRD), hizo un llamado a los integrantes de la XXIII Legislatura del Estado para legislar a favor de los matrimonios igualitarios, y colocar a Baja California como un Estado donde se respeta la diversidad y los derechos humanos y políticos de los ciudadanos.

En la actualidad nuestro Estado, esta rezagado frente a entidades como Ciudad de México, Coahuila, Colima, Hidalgo, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, San Luis Potosí, y Tlaxcala, donde se legisló y respeta la unión de personas homoparentales, expresó Omar Sarabia Esparza, secretario general del PRD en Baja California.

El dirigente perredista recordó que este partido a través de la Secretaria de la Diversidad Sexual, en los últimos años, ha luchado por los derechos de las poblaciones de la diversidad sexual han experimentado algunos avances.

En este sentido, destacó que el matrimonio civil igualitario y el reconocimiento de la identidad de género, son de los más representativos.

Sin embargo, aclaró que la desigualdad en el ejercicio de los derechos aún persiste en buena parte del territorio nacional; asi como los estigmas, la discriminación y los prejuicios de la que son objeto quienes no son heterosexuales, dificultan la necesaria consolidación democrática e impiden la plenitud del Estado de Derecho.

En este proceso de transformación social, afirmó que el PRD ha desempeñado un papel relevante, y las acciones políticas y legislativas implementadas desde este instituto político han sido, en muchos casos, decisivas en el tránsito a una sociedad más justa y democrática, en el que el respeto a la orientación sexual e identidad de género sea una realidad social.

Omar Sarabia señaló que no obstante los logros conseguidos, quedan pendientes por resolver, por ello desde la Secretaría Nacional de Diversidad Sexual del PRD, pensamos que los asuntos concernientes a las poblaciones LGBTTTI en los que deben trabajar conjuntamente liderazgos políticos y de la sociedad civil en estricta congruencia con los principios contenidos en los documentos básicos del Sol Azteca.

El caso de Baja California, precisó, es tiempo que los Diputados Estatales legislen por el bien de los derechos humanos y políticos de los ciudadanos, despojándose de mitos, tabúes y creencias religiosas, en donde prevalezca el respeto a la igualdad y al ejercicio pleno de los derechos, en este caso el de las personas del mismo sexo a contraer matrimonio.