DESDE CHAPULTEPEC || POR JOATAM DE BASABE

DE LA MUERTE EN SUS DISTINTAS PRESENTACIONES

Cerró el mes de julio con más de 40 asesinatos en Ensenada, cifra que lo posiciona como el

mes más violento en lo que va del año.

 

Marzo y mayo estaban en un empate como los más violentos de 2020, con 40 homicidios

dolosos cada uno, pero fueron desbancados por julio.

 

Ya suman más de 200 víctimas de asesinato en lo que va del año, contando en este

número dos feminicidios, tipificados como tales por la Fiscalía General del Estado.

 

En la última semana de julio Ensenada vivió el día más violento del año, con siete víctimas

de homicidio doloso el martes, según declaró el propio gobernador, Jaime Bonilla, en su

conferencia del miércoles.

 

Pero también hay otro índice importante para señalar: ha sido un año con gran cantidad de

homicidios culposos durante su primera mitad, ya que tan sólo enero a junio se han

registrado 53 víctimas de este delito.

 

Cabe mencionar que dicha cifra supera la de los dos años anteriores durante el mismo

periodo, por lo que de momento se podría hablar de un repunte, incluso tomando en cuenta

el fenómeno de la pandemia y que por ende se disminuyó la movilidad, por lo menos un par

de meses.

 

Uno de los índices de violencia de los que poco se habla es el de violaciones sexuales,

mismo que, según la estadística de incidencia delictiva de la Fiscalía General del Estado,

señala que durante la primera mitad de este año se registraron 50 casos.

 

 

Esta cifra representa un ligero incremento con respecto al mismo periodo (enero a junio) de

los dos años previos, lo que quiere decir que tampoco se han tenido resultados positivos en

la inhibición de dicho delito.

 

Pero además de todo esto, Ensenada está en el cénit de la pandemia, ya que ha superado

los mil 500 casos confirmados, y tan sólo esta semana, según las actualizaciones oficiales,

emitidas por el secretario de salud del estado, Alonso Pérez Rico, entre lunes y viernes se

registró la muerte de 20 personas a causa del Covid-19 en esta ciudad, y en total suman

193 muertes en la zona urbana, más 10 en el Valle de San Quintín.

 

A nivel estatal ya se superó la cifra de 2 mil 600 defunciones por coronavirus y los casos

confirmados ya son más de 13 mil.

 

En la semana se mostró un mapeo en la que se puede apreciar que el virus ya está en toda

la ciudad de Ensenada, que no hay rincón en el que se pueda estar a salvo.

 

El jefe de Servicios Médicos Municipales, Arturo Manríquez Ayub, aseguró que ya no tiene

sentido poner filtros sanitarios a la entrada de la ciudad, debido a la dispersión masiva del

coronavirus en la mancha urbana.

 

Los casos activos en la ciudad de Ensenada oscilaron entre 130 y 200 durante el mes de

julio, sin contar que también en San Quintín se registró un repunte de casos activos durante

las últimas cuatro semanas.

 

Aun con estos datos, el gobierno estatal y municipal han decidido que se reactive la

economía en sectores que, según el semáforo rojo, en el que permanece la entidad, no

están permitidos.

 

Durante la semana decretaron la reapertura de casinos y cines, en Ensenada, mismos que

deberán seguir su respectivo protocolo sanitario.

 

Para justificar la incongruencia entre el mensaje diario de “quédate en casa” y la reapertura

de sectores no esenciales, se dice que se debe reactivar la economía porque ya está muy

dañada, y que la salud ya es responsabilidad individual de cada persona.

 

Es sabido que la salud, en casos de pandemia, es responsabilidad colectiva, y que si las

personas salen a actividades no esenciales, seguirán al alza los casos activos, y personas

que sólo salen a actividades esenciales, que son vulnerables de salud, seguirán

contrayendo la enfermedad y en algunos casos hallarán la muerte, por culpa de las

personas que “salieron a reactivar la economía”.

Joatam de Basabe es comunicólogo y periodista, con más de una década de trayectoria en
los medios de comunicación (radio, periódico, televisión e Internet). Actualmente es
secretario de la Asociación de Periodistas de Ensenada y reportero de Televisa Californias.