De la muerte del Monumento al Tocino || Desde Chapultepec

Por Joatam de Basabe.

 

Ensenada es la ciudad del conocimiento y las bellas artes. Se le llegó a conocer como la Atenas de México, sin embargo, paradójicamente se han cometido diversos atentados contra las expresiones artísticas en los últimos años, el más reciente fue este sábado. 

 

A finales de 2015, el Colectivo 646 instaló esculturas sobre las banquetas, en distintos puntos de la ciudad de Ensenada, a manera de galería urbana, pero la aceptación por parte de las autoridades fue nula, prestos a suprimir las expresiones artísticas que consideraban subversivas, las removieron a principios de 2016. 

 

Eso ocurrió durante la administración de Gilberto Hirata, hoy vinculado a proceso por el delito de peculado, mismo que según el Código Penal Federal, por el monto de los fondos públicos que fueron malversados (según la imputación), podría alcanzar una pena de dos a 14 años de prisión. 

 

En la siguiente administración municipal, la de Gerardo Novelo, se impulsó el proyecto de la Galería Urbana, mostrando que valoraban aquello que el alcalde anterior había rechazado, y fue así que el propio Ayuntamiento de Ensenada instaló las esculturas similares a las anteriores, en distintos puntos de la ciudad, a finales de 2018.  

 

La respuesta por parte de algunos grupos de ciudadanos fue la misma que la anterior: repudio al arte urbano. Ver “corazones sangrando” en las calles provocó incomodidad a algunas personas, y entonces el rechazo colectivo se hizo presente una vez más. 

 

A principios de 2019 las esculturas fueron removidas por el Gobierno Municipal, y se repitió la escena de tres años antes, como una especie de déjà vu, situación que dejó atónita a la parte de la población que acogió con beneplácito al proyecto e incluso a los propios artistas urbanos que se habían prestado a participar en dicho proyecto. 

 

La versión oficial del Instituto Municipal de Cultura y Desarrollo Humano de Ensenada fue que había terminado su periodo de exhibición (en menos de dos meses), y que debían darle paso a nuevas obras de otros artistas, cosa que nunca sucedió, es decir, dicha Galería Urbana nació y murió de la noche a la mañana, por la intolerancia de unos cuantos. 

 

Ahora, en esta nueva administración municipal, encabezada por Armando Ayala, un año y medio después de que fueron suprimidos los corazones de Héctor Herrera, fue removida la escultura de las olas, mejor conocida como el Monumento al Tocino, nombrada así por el pueblo, y tomado a bien por el propio autor de la obra, Alfonso Arámbula. 

 

Dicha escultura se encontraba instalada en la banqueta del acceso a Playa Hermosa, y consistía en una estructura metálica de varios metros de altura, misma que representaba las olas de mar con espuma, no obstante, también tenía similitud a un par de tiras de tocino, en vertical.

 

La explicación que dio el Gobierno Municipal fue que se dictaminó por parte de Protección Civil que representaba un riesgo para la población, por estar oxidada, y desprendiendo pedazos de metal, la estructura. 

 

Más allá de juzgar si el dictamen es o no acertado (porque sí era evidente el daño que presentaba), lo inconcebible es que nunca, ningún Ayuntamiento de los últimos tres, se preocupó por darle mantenimiento. 

 

La escultura fue inaugurada en 2013, en la administración de Enrique Pelayo, y desde entonces permaneció a la deriva, expuesta a la brisa marina, sin que nadie se ocupara de proteger dicho patrimonio cultural de la ciudad. 

 

Alfonso Arámbula asegura que insistió al Gobierno Municipal que se le debía dar mantenimiento a la estructura, sin embargo, nunca le hicieron caso, y finalmente optaron mejor por remover la obra, sin siquiera avisarle, acción con la que mostraron de manera fehaciente el poco valor que le dan al arte y a los artistas, en esta administración, así como en las pasadas. 

 

Foto: Base de la escultura, en junio de 2020/Joatam de Basabe.

 

*Joatam de Basabe es comunicólogo y periodista, con más de una década de trayectoria en los medios de comunicación (radio, periódico, televisión e Internet). Actualmente es secretario de la Asociación de Periodistas de Ensenada y reportero de Televisa Californias.