Afectaciones económicas por modificaciones a las IMMEX

La eliminación de beneficios para la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX) en materia de IVA e IEPS, representa un duro golpe a las finanzas para las más de 922 empresas asentadas en Baja California.

Lo anterior lo señaló Francisco Rubio Rangel, presidente la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Tijuana, quien indicó que de acuerdo con el INEGI, a nivel nacional la industria manufacturera y de exportación emplea a 2 millones 607 mil 498 personas, lo cual refleja la importancia de este estratégico sector.

Expuso que con las últimas modificaciones aprobadas por el SAT, las maquiladoras deberán pagar una cuota de 29 mil 747.90 pesos cada vez que renueven su Certificación de IVA-IEPS.

“Lo más grave es el pago retroactivo que se establece por los años que duraron certificadas desde su autorización, siendo la mayoría de las 3,607 empresas hoy en día activas autorizadas desde el 2015, año en que inició la certificación en referencia, por lo que con actualizaciones y recargos, la cifra llegaría a los 278 mil pesos, monto que tendrá que cubrirse para seguir certificadas”, señaló el dirigente.

Rubio Rangel mencionó que frente a las condiciones económicas que enfrenta el país, por virtud de la emergencia sanitaria, así como la contracción de los mercados a nivel mundial, esta situación atenta contra el estado de derecho.

“Esto al facultar a las autoridades para que requieran el pago de un derecho que no era exigible por la legislación aduanera, en perjuicio de los sectores productivos que mantienen nuestra economía a flote”, afirmó.

Por su parte, Adi Cárdenas Lozano, vicepresidente de la Canacintra Tijuana, subrayó que esta ciudad es la que mayor número de establecimientos IMMEX alberga, con 11.55% del total nacional, lo cual genera más de 225 mil fuentes de empleo directo.

Dichas cifras, apuntó, equivalen al 8.7% del personal ocupado por esta industria, cifras que hacen ver la trascendencia de este sector en la economía local.

“Las medidas deben ser analizadas a conciencia con los distintos sectores involucrados, para evitar que el gobierno siga presentando iniciativas sin fundamentos e improvisadas, haciéndonos perder competitividad, poniendo en entredicho la confianza en nuestro país, así como arriesgando las fuentes de empleo de primer nivel que generan las empresas IMMEX”, sentenció.

Por último, ambos líderes industriales consideraron que como país se deben dar  señales de certidumbre a las inversiones, estableciendo reglas claras y esquemas que faciliten la instalación de nuevas empresas que permitan reactivar la economía, y no lo contrario.