De la guerra por la candidatura ║ Joatam de Basabe

De la guerra por la candidatura

Ha comenzado la guerra por la gubernatura de Baja California. El proceso electoral para las elecciones de 2021 comienza el siete de septiembre, es decir, el próximo lunes, y concluye el 6 de junio con la jornada de votación.

Dicho calendario apenas fue aprobado hace unos días por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), pero la disputa por las candidaturas ya comenzó desde hace varias semanas.

Cabe señalar que en Baja California no sólo se elegirá gobernador(a), sino que también se renovará el Congreso Local, los alcaldes de los cinco municipios (San Quintín tendrá su primer alcalde o alcaldesa hasta 2024), y se votará por los nuevos diputados federales, pero sin duda la disputa más aguerrida es por el puesto de mandatario estatal.

Los candidateables más factibles, desde mi punto de vista, son tres: Alejandro Ruiz Uribe, delegado único federal; Mario Escobedo Carignan, secretario de Economía Sustentable, Pesca y Turismo; y Arturo González Cruz, alcalde de Tijuana.

Recordemos que, aunque Jaime Bonilla quiera imponer a quien será candidato por Morena a la gubernatura, es en realidad Andrés Manuel López Obrador quien tiene la última palabra, en ese tenor, Alejandro Ruiz Uribe lleva la delantera en la carrera.

Además los dos años que lleva, Ruiz Uribe, en el puesto de representante del presidente de la República en Baja California, le han dado fuerte presencia estatal, y a pesar de algunos escándalos, la percepción de la gente ha sido ecuánime hacia él, hasta el momento.

Por su parte, Mario Escobedo Carignan es uno de los hombres allegados al gobernador, pero no sólo eso, sino que también ha sabido mantener una buena opinión por parte de la población, y su puesto de titular de lo que antes eran varias secretarías le ha procurado una fuerte presencia en distintos sectores, de punta a punta del estado.

Sin embargo Arturo González Cruz, aunque no es querido por el gobernador ni consentido del presidente, tiene un importante factor a su favor: el padrón electoral más grande del estado, ya que Tijuana concentra casi a la mitad de los votantes de Baja California.

En las elecciones de 2019, Tijuana prácticamente reunió la cantidad de votos emitidos de Ensenada y Mexicali, sumando casi 360 mil sufragios, mientras que la capital contó alrededor de 250 mil, y el puerto menos de 110 mil. Entre Rosarito y Tecate juntaron como 50 mil votos.

Tomando en cuenta lo anterior, no es de extrañarse que exgobernadores como Francisco Vega de Lamadrid, José Guadalupe Osuna Millán o Xicoténcatl Leyva Mortera, tengan en común que antes de haber estado al frente de Baja California fueron alcaldes de Tijuana.

Quizás es por ello que tanto el gobierno estatal como el federal, han declarado una guerra en contra de Arturo González Cruz, para bajarlo de la contienda por la candidatura; prueba de ello son los ataques registrados la semana pasada.

Primero se suscitó un presunto amedrentamiento por parte del subsecretario de gobernación federal, Ricardo Peralta, en contra del alcalde de Tijuana, y al denunciar públicamente dicha amenaza, el ofendido recibió una sarta de golpes por parte del gobernador en su conferencia diaria, quien incluso invitó al secretario de salud a la faena.

No está de más mencionar que en algún momento Jaime Bonilla propuso al doctor Alonso Pérez Rico como posible candidato a la gubernatura, así como lo hizo con Armando Ayala Robles (alcalde de Ensenada) y Marina del Pilar Ávila Olmeda (alcaldesa de Mexicali).

Los tres me parecen poco factibles de lograr una gubernatura, comenzando por el doctor que no tiene más experiencia en la política y la administración pública que la que desarrolló en el IMSS de Enrique Peña Nieto, y la que ha adquirido ahora como Secretario de Salud del Estado.

Por su parte, el alcalde de Ensenada tiene la enorme desventaja de ser un perfecto desconocido para la mayoría de los votantes de Baja California, al igual que la alcaldesa de Mexicali.

Sin duda ahora que inicie el proceso electoral irá en crescendo la disputa por la candidatura a la gubernatura, así que recomiendo tomar asiento y disfrutar el espectáculo.

*Joatam de Basabe es comunicólogo y periodista, con más de una década de trayectoria en los medios de comunicación (radio, periódico, televisión e Internet). Actualmente es secretario de la Asociación de Periodistas de Ensenada y reportero de Televisa Californias.