LA CONTAMINACION REPRESENTAN SOBRE COSTO PARA BAJA CALIFORNIA

0

TIJUANA, BC. – Baja California sufre de una de las peores crisis en gestión de residuos, por la falta de supervisión del Ayuntamiento a concesiones que siguen sin cumplir lo prometido en contratos gozando de inmunidad, afirmó Christian Omar Armas, representante de la Asociación Civil “CIBRUC”.

El especialista en temas de protección al ambiente, expresó que ante la actual pandemia en la que vivimos, también hay nula transparencia y falta de planeación en la correcta gestión de los residuos.
Recordó que Tijuana genera alrededor de 657 mil toneladas residuos al año, y son trasladadas al relleno sanitario de “Valle de las Palmas”, dicho relleno sanitario nos cuesta alrededor de 60-70 millones al año, solo por recibir y tratar nuestros residuos, dicha empresa prometió en el primer contrato una Planta de separación de residuos y una triturada de llantas.

Dijo que dichas plantas fueron instaladas más nunca operadas de la manera correcta, por la falta de experiencia de la empresa concesionaria, y la ampliación fue autorizada por la anterior administración de manera irregular con la justificación de poner una planta de aprovechamiento de biogás para generar energía.

Sostuvo que esa planta actualmente no existe, mientras la actual administración sigue dando de qué hablar al permitir operar de manera impune a dicha empresa, perdiendo la batalla como autoridad el Ayuntamiento de Tijuana.

Comentó que Mexicali pasa por la misma situación, misma empresa opera la estación de transferencia contaminando de manera directa la laguna Xochimilco y cuenta con dos rellenos sanitarios que constantemente presentan incendios, por la mala operación de los rellenos, volviendo a ganar la batalla el concesionario.

En el municipio de Playas de Rosarito se cuenta con un relleno sanitario donde la pepena predomina y donde se reciben residuos de Tijuana, ya que la recolección y disposición final están en total disposición de la empresa concesionaria, pagándoles alrededor de 30 a 40 millones de pesos anualmente, y ofreciendo un servicio deficiente a los rosaritenses.

Así mismo, señaló que Ensenada tiene un talón de Aquiles y es su propia Estación de Transferencia en Maneadero que actualmente funciona como un tiradero a cielo abierto, donde el mismo Ayuntamiento incumple las normas federales, estatales y hasta su propio reglamento, aunque reconoció que es el único municipio que cuenta con un problema de reciclaje cercano a los ciudadanos.
Recordó que la Alcaldesa de Tecate cedió totalmente todas sus responsabilidades a la empresa ADDO

Servicios, misma empresa que lleva operando 14 años sin ser sancionada por incumplimiento de contrato, ya que prometió una planta incineradora sin contar permisos ni autorizaciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Manifestó que, por el momento, la Secretaria de Economía Sustentable y Turismo, al momento no ha logrado poner orden a este problema, donde dichos concesionarios operan gozando de impunidad, contaminando y recibiendo sumas millonarias por el pago de sus servicios tan deficientes que ofrecen a los ciudadanos.

“Creemos que es momento de unir esfuerzos tanto Gobierno Federal, Estado y Municipio para resolver la problemática de los residuos e invertir en infraestructura viable para el Estado”, expresó Christian Omar Armas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.