Tijuana continuará con demandas en contra de Coepris

Tijuana.- Las demandas contra la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) de Baja California por parte del Ayuntamiento de Tijuana, continuará pese que ya se cumplió con los requerimientos administrativos para que la Dirección de Servicios Médicos Municipales pueda reabrir sus puertas sin mayor conflicto.

Así lo dio a conocer el Consejero Jurídico Municipal y Apoderado legal del Ayuntamiento de Tijuana, Salvador Gómez Ávila, quien en rueda de prensa afirmó que la autoridad local no tiene la obligación de presentar algún requisito ante COEPRIS, de acuerdo a estatutos de la Ley General de Salud.

Segun el portal de noticias https://www.pulsociudadano.mx/ los documentos fueron entregados este jueves a temprana hora ante COEPRIS, quien les brindó otro formulario que dijo, queda pendiente a llenar y así poder retirar los sellos de CLAUSURA de las puertas de la unidad médica ubicada en la Delegación Centro.

Salvador Gómez resaltó que las demandas son en contra de la Comisión y los inspectores, más no se refieren a la Síndico Municipal María del Carmen Espinoza, contra quien no se actuará de forma legal hasta este momento, según consideró.

El Consejero Jurídico del Ayuntamiento de Tijuana dijo a Pulso Ciudadano que el que se levanten los sellos de las puertas de la unidad médica, no hará que desistan de las demandas ya interpuestas, incluso destacó existe una más por las bodegas suspendidas de DIF Tijuana.

El Ayuntamiento, dijo, envió un documento al Secretario de Salud en Baja California, Alonso Pérez Rico, en donde le explican el motivo por el cual COEPRIS no está facultado para supervisar ni sancionar una unidad que forma parte del Sistema de Salud gubernamental, por lo que su actuar en días pasados es considerada ilegal.

Salvador Gómez insistió en no retirar las demandas, y esperan que en el transcurso de este jueves la Dirección de Servicios Médicos Municipales vuelvan a operar de forma regular sin mayor inconveniente.

Informó que lo encontrado y que motivó a COEPRIS a clausurar esta unidad municipal, fue: Indometracina con caducidad en abril de este año; 2 cajas de insulina; 3 cajas de Galactus; 4 frascos de Insulex; 4 cajas de Humulín; 1 caja de Humalog y Neo-Melubrina.

Los medicamentos enfrascados y en cajas, dijo, son los que fueron encontrados en un refrigerador junto a productos alimenticios.

Fuente : https://www.pulsociudadano.mx/