INMUNIZAN A RESCATISTAS Y PARAMÉDICOS CONTRA LA INFLUENZA

TIJUANA, B.C.- Debido a que los paramédicos y rescatistas son parte de los grupos vulnerables, la Secretaría de Salud del Estado, los inmunizo contra la influenza, para que puedan seguir otorgando la atención a la población de la región estando p[protegidos contra la influenza.

La Jefa de la Jurisdicción de Servicios de Salud, Dra. Remedios Lozada Romero, explicó que la vacuna otorga un efecto protector completo posterior a las 3 semanas de la aplicación, por ello se convocó a 200 integrantes de 6 grupo de personal paramédico para que  estén inmunizados antes del comienzo de la temporada invernal.

Dentro de los convocados estuvieron integrantes de Delta 7, Movil Medic, Cruz Roja, Bomberos de Tijuana, Rescate Halcones y ATLS.

Por otra parte se continuará haciendo énfasis en los menores de cinco años, mujeres embarazadas, personas con diabetes y adultos mayores de 60 años, es por ello que se les invita acudir al Centro de Salud más cercano para aplicarse la vacuna.

Los síntomas de una persona con influenza son fiebre súbita de más de 39 grados, tos seca constante, debilidad extrema es decir que la persona no se puede poner en pie por sí sola, dolor de cabeza y malestar general, también puede estar acompañada de flujo nasal, dolor de garganta y diarrea.

El personal médico y paramédico, debe contar con su equipo de protección personal cuando  acuden a brindar la atención pre hospitalaria, por cualquiera que sea el llamado, pues puede ser una persona afectada por un accidente automovilístico, pero son síntomas de una infección respiratoria, para evitar los contagios de influenza se deben extremar precauciones.

Se pide a la población en caso de estar enfermo de alguna infección respiratoria evitar saludar de beso o mano, no asistir a sitios concurridos, ni comer o beber del mismo plato o vaso de otra persona; de presentar dificultad para respirar y decaimiento general, debe acudir inmediatamente al área de urgencias del hospital más cercano, en todos los casos debe evitar medicarse sin la supervisión de un médico.

Es esencial ventilar las habitaciones en la medida que el clima lo permita, limpiar manijas de puertas y pasamanos, además de no escupir en la calle, cubrirse con el antebrazo al toser o estornudar.

La funcionaria invitó a la comunidad a no bajar la guardia y tomar medidas preventivas adicionales a la vacuna, como: lavarse las manos frecuentemente, salir abrigados, alimentarse balanceadamente, así como ingerir aguas frescas preparadas en casa con frutas de alto contenido en vitamina C.