Desde Chapultepec ║ Por Joatam de Basabe

De la prevención de accidentes
En los últimos meses me han chocado un par de ocasiones —en ambas por alcance—, la
primera de ellas fue al estar por salir de la Macroplaza, una persona que también iba de
salida me impactó por atrás mientras yo hacía un alto, antes de incorporarme a la avenida
Reforma.

La siguiente ocasión fue precisamente en la avenida Reforma, mientras esperaba la luz
verde de un semáforo a la altura de Valle Dorado, un joven se impactó en la defensa trasera
de mi auto; en ambos casos las personas aceptaron su responsabilidad, sin embargo, al no
haber daños significativos en el vehículo o mi persona, los dejé ir sólo con la advertencia de
tener más cuidado al conducir.

Con este par de sacudidas que me dieron me puse a pensar algunas cosas, la primera es
que seguramente ambas distracciones de los conductores fueron por estar en el celular, a
pesar de que las multas por este concepto se han endurecido en Baja California, y
conllevan sanciones de hasta casi 4 mil pesos.

Eso sin contar la falta de conciencia de la gravedad de dicha acción, ya que así como me
chocaron a mí se pudieron haber llevado a un peatón o un ciclista, y en ese supuesto su
distracción podría haberle costado la vida a una persona.

Pero todo esto también me llevó a pensar en la desaparición del Consejo Estatal para la
Prevención de Accidentes, de Baja California, el llamado Coepra BC, mismo que en la
actual administración estatal fue eliminado, o por lo menos no hay registro alguno de su
actividad.

El Coepra era parte de la Secretaría de Salud, misma que este año incrementó su
presupuesto a casi 4 mil millones de pesos (alrededor de mil 500 millones más que en el
presupuesto de 2018) y esto sin contar los recursos adicionales que recibió por la
pandemia.

Es decir, aunque su presupuesto fue mayor, fuera de atender la pandemia (que se hizo con
recursos extraordinarios de la federación), la Secretaría de Salud de Baja California ha
nadado de muertito en comparación a los años pasados, y ha eliminando programas como
el Coepra.

La última publicación en la página de Facebook del Coepra es del 2 de noviembre de 2019,
un día después de que comenzó la administración de Jaime Bonilla, y lo único que hicieron
fue cambiar la imagen del perfil y de la portada, con los colores del nuevo gobierno.

La página web www.coeprabc.com ya no existe, por lo que dicho dominio redirecciona a
una de Moodle, para inscribirse a un diplomado dirigido al personal de la salud.

Una de las funciones del Coepra era la realización de estadísticas de la incidencia de
accidentes o siniestros viales, para tomar acciones en consecuencia, una de estas por
ejemplo era la impartición de cursos de manejo seguro para los jóvenes, mismos que
incluían licencia de conducir sin costo para quienes lo completaban satisfactoriamente.

En 2015 la estadística señaló que en Baja California se registraron más de 400 muertes en
accidentes de tránsito, cifra que para 2018 se logró reducir aproximadamente a la mitad, y
según los datos del Coepra una de las principales causas de los siniestros fue por el uso del
celular al volante.

Otra de las acciones de este programa del Gobierno del Estado era la concientización
acerca de la importancia de manejar sobrios y con las debidas medidas de seguridad,
labores que a la administración actual al parecer no le resultaron importantes.

*Joatam de Basabe es comunicólogo y periodista, con más de una década de trayectoria en
los medios de comunicación (radio, periódico, televisión e Internet). Actualmente es
secretario de la Asociación de Periodistas de Ensenada y reportero de Televisa Californias.