Joven mata a su bebé recién nacido “porque no lo dejaba jugar a la Playstation”

0

Australia.- Un horrible tragedia ha conmocionado a toda Australia y otras partes del mundo, un joven de 23 años de edad, con adicción a los videojuegos y a las drogas, asesinó a su bebé luego de que este “no lo dejara jugar a la Plasytation”. Este viernes se enfrentó a la Corte Suprema de Victoria para una audiencia previa a su sentencia tras declararse culpable de homicidio.
Se trata de Joseph McDonald, responsable del asesinato del pequeño Lucas McDonald, de solamente 7 semanas de nacido. Los hechos ocurrieron en noviembre del año pasado, pero apenas unos días el agresor aceptó su crimen.
De acuerdo a información de las autoridades, Joseph se encontraba solo con su bebé en la habitación, cuando Samantha Duckmanton, madre de la criatura, escuchó el llanto lo cual le provocó cierta duda, sin embargo, no tomó mucha importancia ya que Joseph le dijo que estaba envolviéndolo. Sin embargo, durante la audición de hace algunos días, la mujer arremetió fuertemente contra el padre de su hijo fallecido.
El fiscal del caso Mark Gibson, cree que McDonald mató a su hijo propinándole un fuerte golpe en la cabeza o haciendo que se golpeara con otro objeto. Aparentemente después de violentar al menor continuó jugando a su Playstation hasta que se quedó dormido. Por otra parte, la condición de Lucas comenzó a deteriorarse cada vez más por el fuerte golpe en el cráneo.

El abogado de Joseph, el señor Colin Mandy, explicó ante la corte que su cliente sufría de problemas de ira y el crimen ocurrió como un “acto espontáneo”. Durante su investigación encontraron en el celular del culpable que días antes había buscado ayuda para manejar dichos problemas. Asimismo, detectaron que tenía adicción por los videojuegos y algunas drogas.
Desafortunadamente cuando la madre llevó al pequeño Lucas al hospital ya era demasiado tarde, los doctores lograron identificar que tenía una hemorragia cerebral y por tanto tenía muerte cerebral. Más tarde, los especialistas se reunieron con ambos padres pues sospechaban que las lesiones ocurrieron de manera intencional. Luego de esto, Joseph huyó rápidamente del hospital y se refugió en un prado en Nitting Hill, al sureste de Melbourne, aunque más tarde se entregó a la policía.

Finalmente, el abogado de Joseph dijo que su cliente se encontraba presuntamente arrepentido por lo ocurrido y esta consiente que debe ser castigado adecuadamente. “No ha tratado de echar la culpa a otros y, con su súplica, ha evitado a los familiares la traumática experiencia de revivir estos hechos en el estrado de los testigos”, agregó.

De momento McDonald no ha recibido una sentencia definitiva, la cual recibirá en una fecha posterior. La noticia ha creado un escándalo en redes sociales, generando gran cantidad de reacciones y comentarios por parte de los usuarios, quienes exigen que se castigue severamente al Joseph.

*

FUENTE: https://www.debate.com.mx/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.