Desde Chapultepec|| Joatam de Basabe

Arturo González, alcalde de Tijuana; Gerardo Novelo, senador; Alejandra León, senadora; Pedro Romero, empresario; Armando Ayala, alcalde de Ensenada; y Marina del Pilar, alcaldesa de Mexicali, son los aspirantes a la gubernatura de Baja California, por Morena.

La semana pasada, entre un torbellino de controversia, se registraron en la Ciudad de México para contender en la elección interna de Morena, partido político que actualmente gobierna el país, el estado de Baja California y cada uno de sus cinco municipios.

Trascendió que Mario Escobedo desistió en su aspiración, para brindar su apoyo al alcalde de Ensenada, al igual que Carlos Ibarra, quien ostentaba el cargo de presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada, y renunció para apoyar a Armando Ayala.

Durante su registro, el alcalde porteño aseguró que también cuenta con el apoyo del delegado federal en Baja California, Jesús Alejandro Ruiz Uribe, y señaló que su misión es continuar con el trabajo que ha venido desarrollando Jaime Bonilla.

Armando y Marina (pero más Armando) son los “ungidos” por el actual gobernador, ya que aún son personas de su confianza, hechos o moldeados a su imagen y semejanza, en cambio sostiene una batalla encarnizada en contra de Arturo González, a quien ha atacado constantemente haciendo uso de los medios oficiales.

Arturo, Gerardo, Alejandra y Pedro, aunque cada uno se registró como aspirante a ser candidato, manifestaron que se apoyan mutuamente y, de manera implícita, marcaron una línea divisoria con Armando y Marina, dejando ver la fractura dentro del Movimiento de Regeneración Nacional en Baja California.

Por otra parte, también la semana pasada se dio a conocer de manera oficial la intención del Partido Acción Nacional (PAN) por aliarse con cualquier partido, incluido el PRI, para luchar por ganar la gubernatura de Baja California, así como las alcaldías y diputaciones en esta entidad.

Señaló su dirigente estatal, Enrique Méndez, que la única condición es que el candidato o candidata sea militante del PAN o sea una persona sin historial en los partidos políticos, factores que descartan al empresario Jorge Hank Rhon, de quien se decía, sería el candidato por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Hasta el momento, de manera abierta y pública ningún militante del PAN se ha destapado como aspirante, pero más allá de eso, se vislumbra complicado el panorama para el blanquiazul, ya que no cuenta prácticamente con nadie que esté lo suficientemente posicionado a nivel estatal como para dar la batalla por la gubernatura.

En el caso de Morena la batalla interna se resume a dos bandos, y con ello en dos candidatos, Arturo y Armando, de los cuales el más posicionado es Arturo, por dos razones evidentes: Tijuana tiene la mitad de los votantes del estado, pero además, la campaña de ataques hacia él le ha dado reflectores a nivel nacional.

En cambio Armando, por más espectaculares que ponga en todo el estado (mismos que el IEE ordenó retirar, y el implicado puso más) y por más que lo intente promocionar Jaime Bonilla en sus discursos virtuales, sigue sin ser alguien para los votantes de los otros municipios que no son Ensenada.

Sin duda vienen días de intenso golpeteo político, de continuar las guerras sucias, incluso de batallas legales, y aunque muchos piensan que la decisión ya está tomada, en realidad es evidente que parte de la militancia de Morena está harta del bonillismo, y podría volcarse a favor de su antítesis para corregir el rumbo de la llamada cuarta transformación en Baja California.

Joatam de Basabe es comunicólogo y periodista, con más de una década de trayectoria en los medios de comunicación (radio, periódico, televisión e Internet). Actualmente es secretario de la Asociación de Periodistas de Ensenada y reportero de Televisa Californias.