Recolección de basura en Tijuana es una carga a las finanzas municipales: armas

Tijuana.- Mientras las autoridades de Tijuana presumen las acciones en materia de recolección de basura, la realidad es que a los ciudadanos les cuesta 950 millones de pesos anuales el traslado de desechos, por la falta de visión para llevar a cabo un plan efectivo de manejo de residuos sólidos urbanos, consideró Christian Omar Armas, especialista en medio ambiente.
El representante de la asociación civil CIBRUC, señaló que esta cantidad que se genera anualmente proviene del Programa Municipal para la Prevención y Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos, que se realizó en Julio 2019 por la administración pasada por parte de la Secretaría de Desarrollo Económico de Tijuana y del Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana (CDT).
Recordó que dicho estudio reveló que al Ayuntamiento le cuesta alrededor de mil 383 pesos por tonelada por el servicio de limpia, recolección, traslado y disposición de final de los residuos que se generan y se generaban 606 mil 999 toneladas, quiere decir que el aumento fue del 6% desde la administración pasada.

Basura, reciclaje, desechos
Cristian Armas insistió en que Tijuana no cuenta con ningún programa de separación de residuos, y sostuvo que si se pone en marcha una acción así se puede reciclar al menos el 30% de los residuos sólidos urbanos que se generan en la ciudad.
Destacó que esto va a generar un ahorro de 236 millones de pesos mismos que pueden ser utilizados, para invertir en infraestructura necesaria para proyectos de reciclaje y aprovechamiento de los residuos.
En este sentido, el representante de CIBRUC se refirió a las declaraciones atribuidas al alcalde Arturo González Cruz, quien resalta que se movilizaron alrededor de 842 empleados pertenecientes de la Subdirección de Limpia, para evitar la acumulación de residuos en la ciudad durante la pandemia, en la que se recolectaron 704 mil 147 toneladas de residuos sólidos urbanos.
“Aquí es donde más queda en evidencia la necesidad de programa de separación de residuos integral y moderno”, remarcó.
Recordó también que el primer edil, el 19 Junio 2020, a través de un Facebook Live, prometió la reubicación del Centro de Transferencia ubicado en la colonia Libertad, y explicó que sería transformado en un parque de beneficio de dicha comunidad, proyecto que a la fecha no sea realizado.
“Mientras el Ayuntamiento de Tijuana siga con el mismo modelo lineal de recolección y disposición final de los residuos, la prestación del servicio contará con 30% de sobrecosto”, insistió.
El especialista señaló que es momento de comenzar con programas de separación de origen, para comenzar la transición a un modelo de Economía Circular en beneficio del desarrollo económico de la ciudad y del medio ambiente.
Resaltó que Tijuana debe tener un Centro de Separación, Reciclaje, Aprovechamiento y transferencia, abierto a los ciudadanos donde se puedan obtener ingresos por la separación desde casa de dichos residuos.
Afirmó que “Los ciudadanos no quieren separar los residuos porque comentan que en el camión se revuelve, es momento de comenzar programas de recolección diferenciada o comenzar a fomentar nuevos proyectos de centros de acopio móviles para reciclar y aprovechar dichos residuos”.